VOCHOS PASEAN ESENCIA PREHISPÁNICA

  • Ximena Bautista
  • 11 febrero, 2019

Obra de artesanos de Ecatepec, estos dos autos, cubiertos con piedras semipreciosas, exhiben por el mundo la unión de dos culturas

En las orillas del cerro de Ehécatl, que significa “Cerro de Viento”, dos luminosos tributos a las culturas prehispánicas de México acaparan la mirada de los vecinos de Ecatepec, Estado de México, por su peculiar modo de andar.

Se trata de los vochos Teotihuacano y Maya, un par de artesanías móviles con 19 mil y 22 mil incrustaciones de obsidiana y piedras preciosas, respectivamente, que ilustran motivos basados en murales antiguos, artesanías e imágenes de esas culturas mesoamericanas.

El proyecto de estos autos surgió en 2009, cuando Gabriel Garnelo Navarro ideó promover, tanto a turistas como a los ciudadanos, las imágenes del basto acervo histórico que cuenta el país y que no tenían la oportunidad de conocerlo en su plenitud

“Mis amigos me decían ‘ni modo que le vas a poner patas a los murales’. Por lo que optamos ponerles ruedas. Vamos a cualquier lado. Son vehículos muy pequeñitos que caben en cualquier lugar y la gente, cuando los ve, queda maravillada”, explicó.

El proceso de trabajo en los vehículos ronda entre dos años. A Garnelo Navarro lo apoya un equipo de cinco artesanos, oriundos del municipio de San Martín de la Pirámides, que adhirieron cada una de las piedras para cubrirlos.

“Se van haciendo núcleos de las piedras, se va cortando piedra por piedra y ahí nos vemos. Todo va uniforme. No van salteadas, porque procuramos vaya sobre la misma línea y es un trabajo hecho ciento por ciento a mano”, explicó.

Entre los adeptos a estas gemas de cuatro ruedas están los mismos creadores del vocho, pues en 2016 el Teotihuacano fue de gira a las salas de Autostadt en el Museo del Automóvil de Volkswagen, ubicado en su planta de Wolfsburg en Alemania.

“Esta es la esencia de todos los mexicanos. Los nombraron ‘los alemanes más mexicanos del mundo’. Ellos fueron los creadores del vocho y cuando yo les llevo tan prehispánico en la unión de dos culturas, lo valoraron muchísimo”, comenta.

En ese año, el director del Autostadt, Otto Wachs señaló que el escarabajo, “primorosamente decorado”, auna la historia de Wolfsburg y la tradición mexicana, donde estos vehículos son parte de la cultura popular nacional.

Para 2019, las artesanías de este mexiquense harán una gira a favor de la promoción cultura, en 48 ciudades de 12 estados de la República Mexicana, la cual partirá en marzo próximo.

Sin embargo, la elaboración de más autos de este tipo sigue en pie. Pues el próximo sedán que está en mente de Gabriel estará dedicado a las diosas prehispánicas y tupido en piedras de color rosa, como un homenaje a las mujeres.

“También tengo en puerta hacer un proyecto para los municipios del Estado de México. Me gustaría poder plasmar los kioscos de nuestras comunidades con este estilo”, explicó

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *