Líder de La Unión cae en trampa: lo matan de 16 tiros

  • Administrador Ecos Aragon
  • 12 Octubre, 2017
  • 0

Le llamaron por teléfono y lo citaron cerca de su casa, en Lindavista. Se despidió de su esposa y le dijo que no tardaba en regresar… pero en realidad se trataba de una trampa: así engañaron y después ejecutaron a tiros a uno de los fundadores y líder del Cártel de La Unión de Tepito, Francisco Hernández Gómez, alias Pancho Cayagua.

Siempre acompañado de jóvenes armados que lo escoltaban, ayer terminó sin vida, solo, y a cuatro cuadras de su casa. Lo balearon dentro de su auto, en el estacionamiento de un centro comercial, hasta donde intentó escapar.

La agresión en su contra fue directa. No buscaron robarle nada. La esclava de oro que siempre llevaba puesta y su reloj estaban en sus muñecas. A las 14:30 horas le dispararon cuando menos 16 veces. 

De acuerdo con reportes de las autoridades, poco antes Pancho Cayagua había salido de su casa en la calle Arequipa, en la colonia Lindavista, delegación Gustavo A. Madero. Ahí se encontraba con su esposa Alejandra. Acababa de regresar del gimnasio cuando le llamaron a su celular. La mujer contó que después de recibir la llamada, Francisco le dijo que necesitaba salir para ver a quien acababa de marcarle.

En redes sociales circula una foto de los hombres en moto que habrían asesinado a Pancho Cayagua en un centro comercial.
Foto: Especial

No le contó quién era ni para qué debía verlo. Cuando ella le dijo que lo acompañaba, él se negó y le dijo que no tardaba. Tomó la llave de su Renault Fluence gris y se fue.

Sólo unos minutos después al hombre lo alcanzaron al menos cuatro sujetos a bordo de dos motocicletas. Cuando comenzaron a dispararle, Hernández pisó el acelerador de su auto. En su afán por escapar rompió la pluma de acceso al estacionamiento de un centro comercial. 

Al final no logró salvarse. Su auto terminó estrellándose contra una camioneta estacionada dentro del lugar. Después de matarlo, los sicarios en motos escaparon. 

Al poco tiempo llegó su esposa para reconocerlo. También algunos de los jóvenes que acostumbraban acompañarlo a todos lados. 

Pancho Cayagua había estado en prisión en cuando menos tres ocasiones. Las autoridades lo relacionaban con homicidios, levantones y extorsiones de comerciantes que se negaban a “pagarle por seguridad”.

En 2008, junto con su hermano Armando, El Ostión Cayagua, se unieron al exmiembro de Los Zetas Ricardo López Castillo, El Moco, y a Omar Romero Romero, El Colosio, para conformar lo que llamaron “un grupo de resistencia” al que llamaron La Unión de Tepito.

Se dedicaron a reclutar jóvenes, armarlos y conformar el grupo que “protegía” a los comerciantes a cambio de cuotas semanales. Con el paso del tiempo, La Unión se dedicó a extorsionar y a apropiarse de la venta y distribución de droga en bares de la Zona Rosa. 

Previous «
Next »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *